Capulálpam Oaxaca, Tierra de Herbolaria y Magia

En Hotel El Callejón sabemos que el turismo puede y debe cambiar muchas vidas por eso, hemos pensado en diversas formas de ayudar y una de ellas es compartir contigo cómo tu visita puede hacer una gran diferencia en las zonas más afectadas de Oaxaca.

Nuestro estado tiene ocho Pueblos Mágicos, cada uno con sus tradiciones, ritos y características únicas que le dan una identidad.

A una hora de la ciudad de Oaxaca se encuentra Capulálpam -es fácil confundirlo con el pueblo de nombre similar en Tlaxcala- El pueblo está en la zona montañosa rodeado por pinos y de clima más fresco que la ciudad. La exuberante vegetación ha hecho que cientos de turistas se desplacen para probar la curación milenaria con herbolaria.

La curación del espíritu a través del entendimiento es algo que los pueblos zapotecas y mixtecas de la región conocían bien. Hoy esos antiguos conocimientos medicinales están reviviendo en manos de las curanderas, quienes de manera artesanal hacen la selección de las plantas y flores que serán hervidas o “curadas” en agua y aceites para generar cremas, bálsamos y exfoliantes.

El poder de la herbolaria no tiene nada de otro mundo, es la capacidad medicinal de los pueblos indígenas y su sabiduría transmitida de generación en generación la que permite generar productos de alta calidad. En la comunidad podemos encontrar chamanes, temazcales y hasta algunas redes de mujeres que se han coordinado para generar sus propios productos y comercializarlos en tiendas especializadas.

Te recomendamos que vayas al “Centro de medicina tradicional” que se encuentra en el pueblo para que te orienten sobre la mejor opción y tratamiento herbolario para ti. Hay de todo…desde tes, cremas para moretones o “dolencias” más severas.

Otro de los atractivos de este pueblo es su arquitectura virreinal; heredada por los españoles que encontraron en los valles y montañas de Oaxaca un remanso de tranquilidad. Aquí está una de las obras arquitectónicas más representativas “El templo de San Mateo Discípulo” con una decoración exquisita pintada por los dominicos, sus retablos e historias que guardan en este templo.

Los pobladores están orgullosos de estar en la Sierra de Juárez, en honor al Benemérito de las Américas, quien vivió su infancia en un pueblito muy cercano llamado Guelatao. Es fácil imaginarlo llevando su rebaño a través de las escarpadas de los cerros… cosa que aún no ha cambiado del todo. Aún se pueden apreciar esas escenas campestres del “otro México”

Otras actividades:

· A 15 minutos están “Los molinos” un centro dedicado a la aventura y adaptado con tirolesas.

· El arrollo local aún cristalino es un excelente punto para fotografías.

· Rematar una visita a Ixtlán un pueblito que está en la cosmogonía de Benito Juárez al ser bautizado en la iglesia principal, vale la pena la visita.

Así que ya lo sabes, hay un pueblo milenario con conocimientos que pueden aliviar las dolencias físicas y del espíritu en Oaxaca.

Ven a Oaxaca, ¡te esperamos en El Hotel El Callejon!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code