Estos son los 5 barrios que le dan vida a Oaxaca

Como cualquier otra gran ciudad de La Nueva España, los barrios de nuestra ciudad estuvieron llenos de oficios, tradiciones y leyendas.

Caminar por Oaxaca es una experiencia maravillosa que despertará tu lado más curioso y gracias a la amabilidad de los oaxaqueños siempre encontrarás una respuesta.

La ciudad de Oaxaca es mundialmente conocida por su famoso mercado y las mezcalerías que se llenan de vida desde que el sol baja. Sin embargo, cada barrio tiene una historia llena de nombres, detalles y leyendas.

Imagina una ciudad de la Nueva España, donde las iglesias delimitaban los barrios y en donde veían a decenas de artesanos trabajando en sus talleres, listos a despachar las órdenes de la Corona y el Clero.

En sus calles pasaban elegantes mujeres y hombres que pertenecían a las cofradías -algunas organizaciones públicas y otras secretas que buscaban apoyar al barrio a través de la beneficencia –

¿Lo puedes imaginar? Caminemos por los barrios de Oaxaca…

Xochimilco

La mayoría de las personas que escuchan el nombre de “Xochimilco” pensarán en La Ciudad de México, imaginando chinampas llenas de flores o el antiguo barrio Azteca, si conocen un poco más sobre la historia de la ciudad.

Precisamente este barrio fue fundado en 1486 por soldados Mexicas y su nombre proviene del Náhuatl que significa Campo de flores. En este barrio encontrarás La plazoleta de la Cruz de Piedra, la calle empedrada Rufino Tamayo, donde se encuentran los Arquitos de Xochimilco que abastecieron de agua a la ciudad hasta 1940 y el Hotel El Callejón.

La Consolación

Antíguamente, la ciudad no era tan árida como quizá es ahora. En el Barrio de la Consolación había altos huertos verdes regados por el agua de pozo que los rodeaba. Los locales son devotos de la Virgen de la Consolación.

China

Cuentan algunos locales que el Barrio de China lleva este nombre porque aquí vivían los alfareros que hacian monitos con ojos rasgados. Dichos monitos eran popularmente conocidos como los chinitos.

La señora del número 59 nos contó un dato interesante:

“A mi me decían china por la calle al igual que a todas las mujeres bonitas del barrio. China se volvió de moda. Hoy las chinas son esas mujeres que de colores visten llevando en su cabeza un cesto de mimbre lleno de vegetales, flores…especialmente azucenas. Son las mujeres de la Guelaguetza”

Barrio de Jalatlaco

Este barrio también fue fundado por los Mexicas alredor del año 1521. Se caracteriza por las habilidades de sus artesanos en la cantería y tallados de piedras. En la época colonial era habitado en su mayoría esclavos mulatos y negros, que habían comprado su libertad.

Hoy en día las antiguas curtidurías, que distinguieron al barrio, se han convertido en su mayoría en hoteles boutique. Esto ha transformado a Jalalaco de un barrio discriminado a un ícono internacional.

Muchas de sus calles y fachadas son usadas en imagenes promocionales en paises como China, Japón y Francia.

El Carmen Alto

Hablar de Oaxaca sin la leyenda de Benito Juarez, es como venir y no tomarse un mezcal. El Carmen es un barrio que hasta la fecha tiene una conexión importante con el de Xochimilco por su mercado Sánchez Pascuas, el cual es una opción para quienes quieren conocer un lugar diferente al famosísimo mercado Juarez.

Al ser un barrio céntrico es bueno para encontrar museos y diversión como el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo que para los amantes de la cámara será un deleite. Si te gustan los espacios tranquilos el Jardín Etnobótanico -del cual ya les he hablado en algún artículo- te dará mucha tranquilidad por las tardes.

Si quieres conocer más de los barrios checa estos videos Facebook o mejor aun, ven y empieza tu aventura desde el Hotel El Callejón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code